Síguenos también en

Noticias


12/11/2011
La Fundación Bona Llum examina la visión a más de 1.200 niños en Meki, Etiopía
La Fundación Bona Llum trabaja activamente para que cada vez haya más personas que superen sus problemas oculares y miren al mundo con buenos ojos.

Para ello, desarrolla proyectos de cooperación internacional en los países del denominado Tercer Mundo, a través de acciones directas o en colaboración con otras entidades, contribuyendo directamente a mejorar la salud ocular de estas regiones.

En el marco de estas acciones de cooperación internacional, la Fundación ha participado en el proyecto Living Meki, cumpliendo con su compromiso de hacer llegar la asistencia sanitaria a aquellas personas sin recursos que tienen problemas oculares.

Living Meki es un proyecto de voluntariado, que tiene como finalidad colaborar en el desarrollo de la comunidad de Meki, un pequeño pueblo al sur de Etiopía.

Con la intención de sensibilizar a la sociedad balear y despertar su solidaridad, la optometrista, voluntaria y colaboradora de la Fundación Bona Llum, Xisca Arrom, ha presentado la labor de la Fundación en Etiopia, así como su experiencia ofreciendo asistencia en el ámbito de la salud ocular a las personas más necesitadas, como voluntaria del proyecto Living Meki.

El acto ha tenido lugar en el Centro Cultural Sa Nostra, y ha contado con la participación del presidente de la Fundación Bona Llum, Jaime Bauzá.

Tal y como ha explicado Arrom durante su intervención, la Fundación Bona Llum ha visitado el pueblo de Meki, de la mano de este proyecto de cooperación internacional, para realizar exámenes visuales a los niños de la zona, proporcionar formación a los colaboradores locales de la iniciativa y potenciar la salud visual en Etiopía.

Durante los 12 días que duró la estancia de la Fundación Bona Llum en Meki, Xisca Arrom revisó la vista a 1.298 personas, en su mayoría alumnos de la Escuela Católica de los Hermanos de la Salle de Meki, y realizó 112 prescripciones ópticas.

Asimismo, trabajó también en el ámbito de la educación e intentó trasladar a los colaboradores locales los conocimientos y recursos suficientes para tratar las enfermedades oculares.

Además de estas acciones en el ámbito de la sanidad, el proyecto Living Meki también realiza otras iniciativas con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los más de 36.000 habitantes de la población de Meki. Tiene un programa de becas para esponsorizar la educación y manutención de los niños de la Escuela Católica de Meki; se encarga de mantener la biblioteca del centro escolar, el servicio de comedor y la graja; y ofrece cursos de informática e inglés para los profesores, entre otras actividades.